ENTRENADOR PERROS BOGOTA

Hola amigos.

Les escribe Harold Penna, Coordinador General de Running Paws.

Les comparto que el fin de semana pasado, tuve la oportunidad de participar en un Seminario de OCI (Obediencia Clase Internacional). y no se imaginan que experiencia tan espectacular!!.

Para que se hagan una idea de lo que les hablo, los invito a ver el video del siguiente vínculo:

Para quienes no conocen, el OCI es una disciplina deportiva internacional que se ha desarrollado mayormente en el continente europeo y que poco a poco ha tomado fuerza en Suramérica, siendo Argentina y Colombia los países más representativos en esta disciplina.

Al participar en este seminario, pude constatar muchos tópicos de los que hemos hablado en nuestro Newsletter y uno de los más importantes es el entorno en el que nos desarrollamos nosotros y por ende a nuestros perritos.

Con mucha, muchísima frecuencia me contactan con casos de perros voluntariosos, desaplicados que hacen todo lo que quieren, cuando quieren y donde quieren.

Como ya les he compartido, uno de los propósitos de Running Paws es ayudar a los dueños de mascotas (perros) a tener una experiencia maravillosa con sus perritos y es la razón por la que es necesario trabajar de la mano de las familias, dado que la transformación del perro solo se presenta si y solo si hay una transformación en el entorno en el que vive.

Por ejemplo, en muchos casos vemos perritos en coches de bebe, biberones, perritos que nos les permiten mojarse, enlodarse, en fin, no les permiten ser perros; y cual es la consecuencia? perros mimados, malcriados, sobreprotegidos que al momento de hacer frente al mundo real no saben como comportarse.

Entonces amigos, la invitación es: que permitamos a nuestros perros ser lo que son: perros y a que dejemos de esperar que ellos sean más como nosotros; si realmente quieres tener una maravillosa experiencia con tu perrito tienes que “volverte más perro”.

Adjunto pueden encontrar el artículo “Volviéndome cada día más perro”, este fue un artículo que escribí hace más de dos años para el periódico El Chandoso y para el blog de ciudad de mascotas, en donde comparto mi experiencia con Kobby mi Golden Retriever, corrigiendo una conducta de agresividad impulsada por mi mismo.

Espero sea de utilidad para ustedes y para la vida compartida con sus peludos.

Saludos y hasta la próxima.

Cordial saludos amigos.

A lo largo de la historia, los tiempos han cambiado y seguirán cambiando en la medida que continuemos con nuestra “evolución”.

El los años 30’s una noticia tardaba aproximadamente 1 año, en dar la vuelta al mundo; en los 50’s algunos meses y hoy en día es en cuestión de segundos que podemos acceder a la información y a los sucesos que marcan nuestra vida cotidiana.

Tuvimos la era agraria, la era industrial y hoy en día, gracias a nuestros avances en tecnología estamos en la era de la información, en donde los cambios son cada vez más rápidos y la necesidad de adaptación por parte nuestra es cada vez mayor.

Y con nuestros amigos, no es diferente; hace poco hablaba con algunos de los miembros de nuestra Tropa Canina Running Paws acerca del porque los perros de los tiempos de nuestras abuelas, nunca necesitaron ser adiestrados, o contar con asistencia “sicológica” como hoy en día; en respuesta a eso, les comentaba que habían dos aspectos que influían en esto:

– Antes no existía consciencia acerca de que los animales son seres vivos que sienten y necesitan de nuestros cuidados y nuestra asistencia.

– En esos tiempos, los perros eran tratados más como lo que son: perros o animales y podían desarrollar mucho mejor sus instintos potenciales para poder enfrentar con entereza los desafíos de supervivencia diaria, lo cual evitaba el desarrollo de conductas nocivas como las que vemos en la actualidad.

Un aspecto que hay que tener muy en cuenta en nuestra era de la información, es que cualquier persona tiene la libertad de expresar todas sus opiniones, experiencias o conocimientos y en un buen número de casos, nos sesgamos creyendo o tomando partido respecto a una situación particular.

Por ejemplo: en las redes sociales, con mucha frecuencia, veo como dueños de perritos, exponen situaciones particulares, esperando el consejo más costoso: el gratuito; cosas como:

“Mi perro se comió una culebra, creo que esta envenenado, que me recomiendan que debo hacer?” haciendo este tipo de preguntas a una cantidad de gente, que en su mayoría solo puede opinar al respecto, en lugar de hacer lo propio, que para el caso del ejemplo es llevar de forma inmediata el perrito al veterinario; en estos casos puntuales el manejo del tiempo puede representar la diferencia entre la vida y la muerte.

Siempre me he preguntado ¿porque lo hacen?, para llamar la atención?, para ahorrarse unos cuantos pesos, olvidando el compromiso personal y económico que conlleva tener una mascota? Si bien es cierto que en las redes sociales podemos encontrar buena información, también es cierto que se encuentran muchas opiniones y no debemos olvidar que las opiniones distan mucho de los hechos.

Por eso amigos, los invito a apelar al sentido común en lo que se refiere a sus perritos, todos ellos son diferentes, las patologias, comportamientos y demás; ellos no son máquinas que vienen con número de referencia y deben ser tratados como individuos únicos de acuerdo a su situación particular; lo que sirve para uno, puede que no funcione para todos. No busquen el consejo más costoso (el gratuito), apóyense en personas idóneas, en personas que realmente puedan ayudar a resolver su problema y el de su perrito.

Saludos y por favor tengan siempre en cuenta: las opiniones distan mucho de los hechos.

Un abrazo.

Hola.

En varias ocasiones he escuchado, que el adiestramiento no es algo totalmente necesario cuando de tener perro se trata y en verdad, quiénes piensan de esta forma, están en lo cierto, pero vaya que resulta útil, no solo para mejorar nuestra experiencia con nuestro perro, sino, en algunos casos puede salvarle la vida; aquí un ejemplo:

Vas caminando con tu perrito en una tarde soleada por el parque que comúnmente visitan diariamente, tu perrito corre, olisquea cada cosa que ve, en fin, todo parece ir muy bien.

Repentinamente (como suele suceder), llega corriendo un perro con energía desbordada, buscando juego al tuyo y él corre con este perrito, todo parece muy bien, hasta que este enérgico perro llega a la carretera y tu entras en pánico, claro !! a tu perrito lo puede atropellar un carro.

En el anterior ejemplo el comando “Ven – Come (en inglés)” puede salvarle la vida a tu perro, ya que si lo utilizas en el momento correcto, puedes evitar accidentes que en determinado momento pueden ser definitivos.

Por favor NO ESPERES a que algo así suceda, toma cartas en el asunto y adiestra de una vez por todas a tu perrito.

Hasta la próxima.

Hola amigos.

Tal como lo prometí la semana pasada, esta semana hablaremos de un tema que considero de gran importancia para lograr el equilibrio en nuestros amados peludos.

Para abordar el tema, quiero tomar como ejemplo, un hecho que fue noticia hace algo más de un año en la ciudad de Bogotá. En la autopista norte con Calle 134, hubo un choque entre dos vehículos, un Volkswagen y una Mitsubishi Nativa, hubo tres muertos en el último vehículo y el conductor del primero, huyó de la escena.

Según las noticias, una señora que iba en el vehículo Mitsubishi pudo haber sobrevivido, si hubiera recibido atención médica oportuna, pero en ese momento era de madrugada y nadie la auxilio de inmediato.

El aspecto que quiero tomar de esta situación, es la actitud y respuesta de los padres del conductor que huyó de la escena.

Cuando se dio a conocer el hecho por medios de comunicación, los padres del joven que huyó, justificaban el comportamiento de su hijo, atribuyendo un sinnúmero de razones por las cuales su hijo no daba la cara ante la situación.

Sin dar más vueltas al asunto, lo terrible de la situación es el mensaje tácito que están enviando los padres a su hijo:

(puedes hacer lo que quieras, incluso ocasionar la muerte de personas y no tienes de que preocuparte, nosotros estamos aqui para “salvarte”)

Que tiene que ver esto con los perros?, muchísimo !!!

Han visto estos perros latosos, que por lo general son de raza chica, que se alteran ante el más mínimo estimulo o aquellos que viven con miedo permanente con su cola metida entre las patas y que regularmente tienen problemas de socialización, no solo con perros sino con seres humanos?

La mala noticia es que esas conductas son ocasionadas por nosotros mismos, dado nuestro nivel de sobreprotección y/o humanización para con nuestro perro; y la buena noticia, es que todo esto se puede mejorar, siempre y cuando haya disposición para el cambio de parte nuestra.

Y no lo hacemos por maldad, todo lo contrario, lo hacemos, porque nuestro amor hacia nuestro canino es tan grande, que no queremos que sufra, pero lo que muchas veces ignoramos, es el gran daño, que estamos ocasionando a nuestro amigo; por qué?

Porque estamos desarrollando una relación de dependencia mutua, en donde en muchos casos propietario y perro sufren al no estar uno al lado del otro.

Y es que toda relación de dependencia es nociva, ya sea, económica, sicológica, emocional, etc, porque no te permite estar tranquilo ni saber enfrentar situaciones de la vida real.

En el caso de los perros, los puede volver agresivos, ansiosos, inseguros y a raíz de eso, desarrollar malos hábitos de comportamiento que llevarán a nuestro amigo a sufrir frente a la vida; padecerán de ansiedad por separación, depresión, inapetencia, entre otros.

Entonces amigos, para tener un perro equilibrado, es muy importante desarrollar una relación estrecha basada en la confianza y el respeto, en la que ambos puedan estar bien y sentirse bien, sin necesidad de estar juntos todo el tiempo.

Regularmente los perros sobreprotegidos, tienden a ser protectores y celosos con sus dueños, porque el control y dominio que debería tener el propietario lo asume el perro, al considerar que esta al mando de la situación.

Y en un buen número de casos, los perros manifiestan nuestros temores más profundos que los llevan a desarrollar conductas que nada tienen que ver con el equilibrio canino.

Saludos y Hasta la próxima.

Harold Penna Coordinador General

Hola amigos.

La respuesta es NUNCA,

y lo resalto y subrayo, porque a menudo han llegado a mi, dueños de perritos, preocupados y bastante ansiosos por el mal comportamiento y la falta de educación de sus amigos, esperando que “mágicamente” el adiestrador resuelva el asunto en dos o tres sesiones, como si se tratará de programar una máquina y no del tratamiento a un ser vivo.

Antes que nada, es muy importante entender que un perro es un ser vivo, que siente dolor, alegría, ansiedad y muchas emociones al igual que nosotros, el asunto es que ellos se manifiestan de forma diferente a la nuestra, es más, “leerlos” a ellos es mucho más fácil y sencillo, dado que su comportamiento es genuino, es puro, desinteresado y sincero, contrario al de los seres humanos. Entonces la clave está en aprender a interpretar las señales que ellos nos emiten.

Al igual que nosotros, los perros aprenden a través de la repetición, ¿recuerdas cuando te enseñaron a sumar, restar, multiplicar o dividir?, ¿cuántas veces tuviste que repetirlo hasta que se quedo grabado en tu disco duro, al punto que se convirtió en una competencia inconsciente? muchas, verdad?; con los perros es igual, incluso, ellos aprenden mucho más rápido que nosotros.

En mi experiencia personal, les comparto que con Kobby (mi Golden Retriever) de tres años y medio, es un proceso que aún vivimos en el día a día y aunque el es un gran perro, en ocasiones pretende desordenarse y es ahí donde debo reforzar mi autoridad con él.

Entonces amigos, por favor, no esperemos que nuestro perrito “quede listo” con dos o tres sesiones, recordemos que él es nuestra responsabilidad y somos nosotros los más interesados en que nuestro perro sea equilibrado y educado y para esto el proceso de educación y adiestramiento debe ser continuo y progresivo; con disciplina, constancia y repetición, llegaremos al punto en que nuestro perro solo necesitará un par de comandos y mucho amor para así vivir una maravillosa experiencia.

Respecto a tu aprendizaje, ¿crees que ya lo sabes todo?, verdad que no? todos los días aprendemos cosas distintas, tu perro no es diferente, ámalo, corrígelo y hazle sentir que tu eres su líder y verás como las cosas van cambiando.

Gracias por leernos y que tengan una semana maravillosa.

Saludos y hasta la próxima.

Hola.

Hoy vamos a tocar un tema vital, no solo para nuestros peludos amigos, sino para todo ser vivo.

Creería que en muchas oportunidades hemos escuchado de casos puntuales, en los que personas comunes como nosotros, resultan teniendo conductas neuróticas, impulsivas y hasta psicóticas.

Muchas de esas conductas tienen directa relación con nuestro entorno y nuestro estilo de vida.

Pues resulta que en el caso de nuestros peludos amigos que es lo que nos ocupa, NO es diferente.

A diario tenemos la triste situación de ver muchos perritos que viven una vida de soledad y aislamiento en pequeños balcones, grandes terrazas, o garajes de viviendas; si, ellos tienen familias, pero sus familias solo se ocupan de darles comida, algo de beber y en el mejor de los casos una casita en donde refugiarse.

Aparentemente, el perrito “tendría” todo lo necesario, pero cuán equivocados hemos de estar.

El perro, al igual que nosotros, es un animal social que NECESITA contacto y tiempo de socialización, no solo con sus congéneres, sino con los humanos.

Solo hace falta ver los ojos de un perrito que pasa la mayor parte de su vida, alejado de su familia, confinado a una terraza, un garage o un balcón, ojos tristes, frustración permanente (ladridos excesivos, excitación permanente, agresividad, inseguridad, entre otros).

Si tu perrito, tiene este tipo de conductas, es muy probable que tenga este tipo de conductas porque le dedicas muy poco o nada de tiempo.

Por lo anterior te invitamos, a que si no cuentas con el tiempo y la disposición para atender a tu peludo, contrates a alguien que haga ese trabajo por ti y si definitivamente no cuentas con los recursos, la disposición o el tiempo para hacerlo, ACEPTA Y RECONOCE que has cometido un error y procura mejorar la vida de ese maravilloso ser vivo, entregándolo a una familia que si quiera y tenga la disposición de compartir con el.

Si tu perrito ladra en exceso, padece de hiperactividad permanente, es agresivo o inseguro, es muy probable que el aislamiento sea la causa.

Ahora, aislar no es solo someterlo a un balcón o garaje, como lo hemos dicho en ocasiones anteriores, los perros son expertos en “leer” nuestro lenguaje corporal, nuestra energía, tono de voz, estados de ánimo, etc; y si hay alguien (así sea una sola persona que no guste de él) él lo sabrá.

Esperamos esta información sea de utilidad, para mejorar tu experiencia con tu mejor amigo.

Si consideras que necesitas ayuda, no dudes en contactarnos, para nosotros será un placer poderte ayudar a mejorar tu experiencia con tu mejor amigo.

Saludos cordiales.

Hola amigos.

Cuando aún era un adolescente, recuerdo este concepto que aprendí en el tiempo que me enseñaban a conducir y que hoy, considero valioso compartir con ustedes.

Nunca fui a una academia, hubo alguien que me enseño lo básico y de ahí en adelante, la práctica permitió mejorar mi destreza.

Cierto día, un experimentado y viejo amigo, me explico lo que yo llamo “consciencia del entorno” y la forma en que este concepto me ayudaría a evitar incidentes, lograr escabullirme del tráfico pesado y mejorar mi experiencia como conductor.

La consciencia del entorno, no es otra cosa, que captar y entender TODO lo que sucede a nuestro alrededor mientras desarrollamos una actividad específica; ya sea caminar, conducir o pasear a nuestro perro.

Nuestra visión periférica, es una herramienta poderosa, que juega un papel importante a la hora de caminar con nuestro perrito, ir al trabajo o desarrollar cualquier actividad.

A diario, tengo conocimiento de diversos casos en los que perritos se pierden, hay peleas entre ellos, perritos que se intoxican o mueren por comer cosas del piso, entre muchos otros casos.

Estos episodios suceden porque no existe consciencia del entorno de nuestra parte; solo caminamos a veces sumidos en nuestros propios pensamientos, otras veces solo concentrados en nuestros pasos o en muchos casos, nos concentramos tanto en conversaciones particulares que olvidamos por un momento a nuestros amigos y justo en ese momento suceden los accidentes.

Cuando vas conduciendo, es importante ver más allá de lo evidente, concentrar por un momento nuestra atención en el horizonte y analizar y evaluar que esta sucediendo allá a lo lejos, cuando lo haces puedes preveer un accidente, un trancón, una manifestación y poder hacer algo al respecto, cuando no lo haces, vas conduciendo, concentrado tal vez en la música y de repente estas metido en un tráfico terrible sin poder hacer nada al respecto. ¿Te ha pasado? Como sugerencia, te invito a que siempre que estés con tu perrito, seas consciente de tu entorno, en la medida que lo practiques, te darás cuenta de la cantidad de situaciones incómodas y hasta riesgosas que puedes evitar, tan solo aplicando este poderoso concepto y no solo con tu perrito, hazlo en tu vida en general y verás como te ayudará a evitar riesgos innecesarios.

Saludos y hasta la próxima.

Harold Penna Coordinador General

Hola amigos.

En varias oportunidades cuando estoy trabajando con mis clientes hablamos de la importancia del contacto físico y visual con nuestro perro y las razones por las cuales, ellos logran captar tanto nuestra atención.

En mi experiencia, dada la naturaleza de los programas de Running Paws, sin pretender hacerlo, me veo involucrado indirectamente en el modus vivendi de mis clientes, entendiendo que para analizar cada situación y determinar causas y posibles soluciones a las conductas de nuestros amigos, es necesario conocer que sucede adentro, “en el cuarto principal”.

Y es asombroso como trabajando con mis perritos, podemos acceder a lugares que en muchos casos no sabíamos que existían en nuestra vida personal. Como casi siempre, voy a citar un ejemplo, con el ánimo de hacer más explícito y didáctico el tema que estoy tratando.

“Hace unos años, conocí al dueño de un negocio, con una personalidad bastante tosca, el trato con sus empleados era fuerte y rudo, al punto que había mucha rotación de personal y las relaciones laborales terminaban casi siempre en conflicto.

Cierto día por “casualidad” de la vida, tuve acompañarle a su casa, en donde al llegar, salió a saludarnos un hermoso Golden Retriever, con la nobleza y amabilidad que los caracteriza.

La mayor sorpresa para mí (además del hermoso perro) fue la transformación inmediata que tuvo este personaje al ver a su perro, paso de ser el tipo tosco y rudo del negocio, a ser el hombre más gentil y amoroso que jamás había visto, después de esto, ingresamos al interior de la casa en donde estaba su familia en la sala y una vez más este señor volvió a usar su “máscara” de tipo rudo e implacable”.

Por que sucede esto? Aunque tengo varias teorías al respecto, les voy a mencionar dos de ellas:

1. Nuestro perro es genuino.

A lo largo de nuestras vidas, hemos vivido experiencias que nos han marcado en forma positiva y negativa, por defecto, el ser humano tiende a hacer enfásis en lo negativo, las experiencias que nos marcan por lo regular han sido causadas por otra persona.

En el caso de nuestro perro, sabemos que su amor es, puro, sin mancha y totalmente genuino, de él jamás esperaremos una traición, un robo o una mala palabra, solo el desarrollo de una “personalidad” transparente que no oculta nada.

2. Nuestro perro nos conecta con quiénes somos realmente.

Cuando interactuámos con nuestro perro, olvidamos el estrés del día a día, los problemas económicos, familiares y demás, permitiéndonos volver a nuestra esencia, a ser esa persona bondadosa, abierta, sin temores, dispuesta a abrazar a besar y a comunicar sus sentimientos y afectos sin temor alguno.

La invitación amigos, es a vivir más plenamente nuestras vidas y aprovechar al máximo esa maravillosa criatura de 4 patas que tenemos en casa, ellos, sin querer ni pretenderlo, pueden ser grandes maestros para volver a ser quiénes somos y renunciar al peor enemigo de nuestras vidas: nuestro EGO.

Próximamente, cuando este listo, les presentaré nuestro programa de Coaching con Perros. Un programa pensado y desarrollado por y para ustedes.

Saludos.

Tus Pedidos

Cart is empty

0