ENTRENADOR PERROS BOGOTA

Hola amigos.

Espero hayan tenido un gran fin de semana en familia, nosotros la pasamos genial con nuestra salida ecológica canina en Guasca, perros, naturaleza, aire puro, en fin, un domingo muy rico de compartir y conocer gente nueva.

Hoy quiero hablar de los mensajes que transmitimos nosotros “entre líneas”, a través de nuestras acciones y actitudes, para lo cual, citaré un ejemplo de la vida real y como siempre lo trasladaré a su equivalente con nuestros perritos.

Imaginen que tienen un hijo de 5 a 7 años, van por el centro comercial, rumbo a casa de su hermano, digamos a un almuerzo; pasando por las vitrinas, el niño ve un hermoso robot que capta toda su atención y te pide que ingresen al almacén para verlo y probarlo, a lo que accedes sin problema; una vez el agregado del almacén muestra todas las funciones del juguete, tu niño te pide que lo compres para el, a lo que replicas no haber llevado dinero para hacer la compra, y ese, es el detonante para el inicio de un bochornoso espectáculo en donde tu hijo rompe a llorar, tirándose al piso y grito en garganta te dice “quiero que me compres mi jugueteeeeee!!!” Aunque de golpe no les ha pasado, es bastante probable que en algún momento de sus vidas hayan visto alguna de esas incómodas situaciones.

Pero aquí, no para la historia, tú al verte presionado socialmente por tu hijo y por no parecer un desalmado padre ante los demás, corres a casa de tu hermano y le pides que te preste el dinero para comprar el juguete al niño.

Conclusión: Cada vez que tu hijo quiera algo, sabrá que solo basta con tirarse al piso, zapatear un poco y llorar para que tu accedas a lo que el demanda. ¿Te suena familiar?, no con tu hijo, ¿tal vez, con tu perro?

En este punto, te invito a revisar, si de pronto estas enviando este tipo de mensajes “entre líneas” a tu perrito, cada vez que él pretende lograr algo contigo, como sacarlo al parque, una galleta, su juguete, entre otros, recuerda y ten siempre presente que él (tu perrito) fue el último en llegar a tu hogar y tú, le estas dando la oportunidad de compartir ese espacio con él, lo que significa, que es él quién debe adaptarse a tu estilo de vida y no al contrario y los límites y normas del hogar los defines tú y solo tú.

Tenlo en cuenta y te garantizo que poco a poco llegarás al punto de vivir una maravillosa experiencia con tu mejor amigo.

Hasta la próxima.

Hola amigos.

Antes que nada les deseo una excelente semana !!!

Una de las cosas que más han impactado en la gestión con Running Paws, a través de nuestros programas, es la forma en que voluntaria o involuntariamente, las conductas de nuestros perritos poco a poco van mostrando aspectos y detalles profundos de nuestra personalidad y de nuestra vida; como sabrán, una de las formas en que ellos (nuestros perritos) aprenden, es por emulación, es decir, mediante la imitación de los comportamientos y conductas que observan a su alrededor y mediante la energía que absorben de su entorno.

A raíz de mi experiencia, puedo afirmar sin temor a equivocarme, que en la mayoría de los casos, cuando tenemos un perro fuera de equilibrio es porque existe un desequilibrio en su entorno y es allí donde nuestros programas marcan una gran diferencia, porque siempre iniciamos a trabajar de “adentro hacia afuera”.

Regularmente, los programas de adiestramiento son enfocados directamente hacia el perro, esperando que el obedezca una serie de comandos al momento que le son indicados, sin embargo, en muchas oportunidades, encontramos que una vez finalizado el adiestramiento, el perro obedece al adiestrador, pero no a su dueño, ¿por qué pasa esto?, existen varias respuestas, pero entre las que yo daría se encuentran, que se ignoran o no se tienen en cuenta aspectos como:

– el manejo de la energía,

– la modulación de la voz y

– el lenguaje corporal;

estos tres elementos forman un conjunto que en lo personal considero fundamentales para llevar una sana relación con nuestros amigos peludos y establecer un “código” de comunicación preciso, coherente y asertivo con ellos.

Pensando en como contribuir no solo a los perritos, sino también a sus

familias, en las próximas semanas estaremos haciendo el lanzamiento oficial de nuestro nuevo programa Coaching Paw, en donde no solo lograrás tener una experiencia maravillosa con tu perrito, sino que podrás trabajar cualquier, y si, léelo bien, CUALQUIER !!! aspecto de tu vida que quieras mejorar para que tengas más bien-estar, más paz y por supuesto más equilibrio en todas y cada una de las áreas de tu vida.

“Si quieres resolver un problema, no importa de que tipo sea, trabaja en ti mismo”

Dr. Hew Len.

Saludos y hasta una nueva oportunidad.

Harold Penna Director General Running Paws

Bueno amigos…

Hoy terminamos este artículo, que esperamos sea de mucha utilidad en sus experiencias con sus peludos.

Como les comentaba en días anteriores, el triángulo del equilibrio canino, consta de 3 “ingredientes”

(Ejercicio – Disciplina – Afecto)

Estos 3 “ingredientes” deben ser “suministrados” en ese orden y solo en ese orden; lo subrayo en negrita porque en la mayoría de casos, nosotros los humanos anteponemos el afecto por encima de los dos anteriores o en el peor de los casos el triángulo de nuestro perrito NO es un triángulo, sino una línea basada solamente en el afecto y ahí es donde comienzan los inconvenientes.

Con lo anterior no quiero decir, que no debamos darle un abrazo, un apapacho a nuestros amados perros, un caprichito de vez en cuando; claro !! hay que hacerlo y por demás es muy necesario, porque ellos buscan afecto de parte nuestra todo el tiempo.

Sin embargo, cuando solo les damos afecto y se convierte en un exceso, nos veremos enfrentados a un perro caprichoso, voluntarioso y que no te respeta, porque él sabe que al mover su linda colita y agachar sus ojitos obtendrá lo que quiere.

Recordemos algo fundamental:

El perro es un animal social que trabaja en manada y existen jerarquías en esa manada.

El perro instintivamente SIEMPRE querrá dominar y ser el líder y está en ti que le muestres quién es el líder.

Tú como su dueño, debes mostrarle a él, el camino, las normas y límites de convivencia en tu ecosistema; en el momento en que tú logras posicionarte como el líder del grupo, él también instintivamente te seguirá, de lo contrario él no te respetará y seguirá siempre su propio camino e incluso tu vida comenzará a girar en torno a la de él y no queremos eso, ¿verdad? La autoridad no se impone, la autoridad se gana, al igual que el respeto y muchas cosas importantes en la vida; con tu perro NO es diferente.

En este punto te preguntaría:

¿seguirias a alguien más débil que tú, sin firmeza, sin carácter? creo que no, ¿verdad?

Pues a tú perro le pasa igual, el busca agradarte, pero también busca protección de parte tuya y cada vez que el siente que tu seguridad tambalea, él toma el liderazgo y él tiene el control.

La invitación amigos, es a que entreguemos a nuestros perros afecto asertivo, ese afecto que muchos padres dan a sus hijos, en donde el hijo sabe que su padre lo ama, pero le corregirá de la forma necesaria si en algún momento considera que se está desviando del camino.

¿Quieres aprender a manejar el afecto hacia tu perro de una forma en que tengas una maravillosa experiencia con él?

Si la respuesta es si, no dudes en contactarnos, en Running Paws trabajamos para eso, para ayudarte a mantener el equilibrio en tu vida y la de tu perrito.

Saludos y recuerden, con tu perro y en tu vida, todo se trata de mantener el equilibrio, no es fácil, pero se puede lograr.

Hasta la próxima !!!

Harold Penna Coordinador General Running Paws

Hola de nuevo…

Hoy hablaremos del segundo “ingrediente” del equilibrio canino, LA DISCIPLINA.

Cuando se habla de disciplina, para la mayoría de personas es un término fuerte que en muchos casos asusta y da pereza, porque en sí, la disciplina habla de rutinas, de repeticiones, de correcciones y en algunos casos de castigo y es por eso que en nuestro diario vivir se puede tornar algo tedioso.

Para nuestro ejercicio práctico, revisemos el significado de la palabra disciplina:

DISCIPLINA:

La definición de disciplina en su forma más simple es la coordinación de actitudes, con las cuales se instruye para desarrollar habilidades, o para seguir un determinado código de conducta u “orden”. Un ejemplo es la enseñanza de una materia, ciencia o técnica, especialmente la que se enseña en un centro (Docente – asignatura). “Disciplina” también designa con frecuencia una ciencia en particular o un campo del saber.

Fuente: Wikipedia

Ojo !!!! mucho ojo !!! a las palabras que he subrayado en negrita !!!!

Como notarán en ninguna parte de la definición habla de castigo ni represión.

Notemos, que la definición nos habla de ACTITUDES (de dueños hacia sus perros) PARA INSTRUIR (enseñar – adiestrar) con el objetivo de DESARROLLAR HABILIDADES (comportamiento-trucos) ó para seguir un CÓDIGO DE CONDUCTA (normas y límites dentro y fuera de casa).

Después del anterior análisis, estoy seguro que tu percepción de la disciplina puede estar cambiando (y esa es la idea).

Cuando hablamos de disciplina en el ámbito de educación y adiestramiento canino, hablamos exactamente de lo mismo; enseñar y ayudar a nuestros perros a entender que es lo que nosotros esperamos de ellos (recordemos, que una de las cosas que más desean ellos es complacernos).

Claramente hay que corregir, hay que mostrarle a nuestros amigos que queremos y que NO queremos de sus comportamientos, pero bajo ninguna circunstancia esto se hace mediante castigo o maltrato; existen métodos a través de los cuales, podemos enseñar a nuestro perritos de manera que ellos poco a poco asimilen y aprendan que es lo que buscamos en ellos.

La disciplina en su forma básica, nos obliga a llevar a cabo una serie de actividades diarias en tiempos específicos (horas fijas), lo ideal es que estas actividades no representen para ti una molestia, sino más bien una oportunidad para compartir con tu perro, desconectarte de tu día a día y disfrutar al máximo la experiencia.

Pero mucho cuidado !!!, como titula este artículo, los excesos son nocivos; si aplicamos demasiada disciplina a nuestros amigos, es posible que se conviertan en perros ensimismados y en muchos casos inseguros, recuerda siempre (de vez en cuando) dejarlos ser perros, permítele una revolcadita en el barro, que nade, se ensucie, eso también hace parte del paquete.

Si por el contrario en nuestra relación con nuestro perro, no existe nada de disciplina, pues tendremos un perro voluntarioso, que hace lo que quiere, que no le importa agradarte, etc.

Como verás, la idea es guardar un equilibrio “ni tanto que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre”.

En caso te interese, Running Paws cuenta con planes ajustados a todas las necesidades, entre los que encontrarás planes de adiestramiento básico, avanzado, ejercitación, corrección de conductas, cursos de adiestramiento para niños, entre otros.

Todos nuestros planes son desarrollados con las familias, porque nos interesa que tengas una maravillosa experiencia con tu perrito.

Saludos y espera mañana la última entrega de este artículo..

Harold Penna Coordinador General

Hola a todos.

Como es bien sabido, en Running Paws somos convencidos de que para lograr tener un perro equilibrado, es necesario aportar tres “ingredientes” básicos en la educación y formación de nuestro amado amigo.

Ejercicio – Disciplina – Afecto

Ó también conocido como el triángulo del equilibrio canino; tengamos en cuenta que este triángulo es un triángulo equilátero (todos sus lados iguales); lo que significa, que cada “ingrediente” debe ser dado a nuestro perrito en igual proporción.

Ejercicio

En varias ocasiones me han preguntado, ¿cual es la cantidad de ejercicio que necesita mi perro para regular su energía?; la respuesta varía desde la raza del perro hasta la personalidad del mismo.

Por un lado, tenemos los perros de trabajo, que fueron desarrollados para actividades específicas, para estar activos y en movimiento (Labradores, Golden Retriever, Weimaraner, etc)

Estas razas, son aquellas que necesitan entre 1 a 3 horas diarias de ejercicio para estar reguladas.

Por otro lado, tenemos a los perros “falderos”, que regularmente son perros vagos, sedentarios y para compañía, que no necesitan mayor ejercicio para estar regulados, dentro de este grupo podemos encontrar a los pug, bulldog, shitzu, entre otros.

Sin embargo, como siempre lo he dicho, cada perro debe ser evaluado individualmente, porque aunque cada raza tiene sus características propias existen algunas excepciones, como por ejemplo perros pug con hiperactividad que pueden necesitar la misma cantidad de ejercicio que un Labrador o al contrario, un labrador que por su estilo de vida, no requiere mayor cantidad de ejercicio.

Es muy importante que conozcas muy bien la raza de tu perrito y más que eso sus características propias.

Que puede pasar si das exceso de ejercicio a tu perrito?

– Lo puedes maltratar

– Sino cuentas con la disciplina para seguir la rutina de ejercicio de tu perrito, es posible que se convierta en un perrito ansioso y por ende haga algunos daños o tenga algunos comportamientos inadecuados en casa.

Si por el contrario, no ejercitas a tu perrito el mínimo tiempo requerido, tendrás a un perrito ansioso, hiperactivo y fuera de control.

Supón ¿que pasaría contigo si todos los días de tu vida, estuvieras encerrad@ y solo salieras de casa a suplir tus necesidades fisiológicas básicas?

Antes que nada, ten presente; el ejercicio en tu perro, no es algo que tu le regalas, es una necesidad en su vida.

IMPORTANTE: Ejercitar al perro NO es salir al parque a tirar la pelota; es clave que el ejercicio sea un ejercicio liderado y controlado para el perro.

Ejercitarse con tu perrito trae múltiples beneficios:

– Mejora tu salud y la de tu perrito.

– Conoces personas, que al igual que tú, comparten el gusto por los perros.

– Mejoras el vínculo con tu perrito.

– Tienes un perrito con la energía regulada y evitas que haga daños y tenga malos comportamientos en casa.

Si por alguna razón no cuentas con el tiempo y/o disposición para ejercitar a tu perrito, puedes consultar los planes de ejercitación diaria que tenemos en Running Paws para ayudarte a tener una maravillosa experiencia con tu peludo.

Mañana, espera la segunda parte de este artículo.

Saludos….

Harold Penna Coordinador General

Como dueño de perro, sé y entiendo perfectamente que permitir a nuestro perro correr libremente y que tenga su comportamiento natural es una gran satisfacción.

El problema inicia en el momento en que esa libertad que damos a nuestro hijos peludos, se convierte en una ley y no en la excepción a la interpretación de ellos.

Con frecuencia (todos los dias) veo a muchos dueños de perritos, con bastante permisividad con ellos, los sueltan y les permiten hacer lo que les antoja, olisquear, comer cosas del piso, salir corriendo tras otros perros, en fin, un sin número de cosas y después suelen preguntarse ¿por qué mi perro no me hace caso? No quiero decir con esto, que entonces tenemos que llevar a nuestros perritos sujetos a la trailla permanentemente, pero lo que si quiero decir, es que permitamos esta libertad siempre teniendo el control de la situación y siempre y cuando estemos totalmente seguros de que nuestros perritos atenderán nuestras ordenes en el momento que las demos, antes NO.

Primero asegurémonos de generar un vínculo de autoridad con ellos, solo de esta forma después de haber educado y adiestrado a nuestro perro, podremos disfrutar de un perro fiel, obediente y controlado.

Como dueño de perro que esperas de tu perrito?

– Obediencia?

– Fidelidad?

– Respeto?

Si a todo lo anterior has dicho que si, es importante que sepas, que todo esto se gana con trabajo y dedicación con ellos.

Si quieres aprender como tener autoridad y control sobre tus perritos. en Running Paws, estamos dispuestos a ayudarte.

Contáctanos, cuéntanos tu caso y con gusto te ayudaremos en el camino hacia el equilibrio canino y una experiencia maravillosa con tu perrito.

3186146763

Todos somos unos genios. Pero si juzgas a un pez por su habilidad de escalar un árbol, vivirá su vida entera creyendo que es estúpido. – Albert Einstein.

Excelente semana para todos !!

Para quiénes han compartido conmigo, bien sea a nivel personal o profesional, saben que soy un acérrimo seguidor de Albert Einstein; y una de las muchas razones, es porque era un hombre con mucho sentido común.

Nuestro sistema educativo tradicional, esta basado en estructuras obsoletas que en cierta forma limitan el libre desarrollo de nuestras capacidades y competencias.

En países como Finlandia o Noruega (que cuentas con los mejores sistemas educativos a nivel mundial), en los colegios no se dejan tareas para la casa y permiten el desarrollo de las actividades propias de la escuela de forma autónoma y en muchos casos didáctica.

Con nuestros perritos, es más que lógico que no podemos manejar el mismo sistema, dado que son animales y carecen de capacidad para razonar y actuar premeditadamente.

Sin embargo, algo que sí podemos hacer, es controlar la forma y el método en que le enseñamos, de acuerdo a sus características genéticas (según su raza) y de perronalidad (carácter y temperamento).

Como hemos comentado anteriormente, todos los perros son diferentes, cada caso es único y deberá ser revisado puntualmente; más allá de sus características, la clave es conocer a tu perrito, de la buena relación y la profundidad del vínculo que tengas con él, dependerá en gran parte la maravillosa experiencia que vivas con él.

Saludos y un fuerte abrazo.

Harold Penna Director General Running Paws

Hola amigos.

En este artículo, no voy a hablar precisamente de nuestro país o de uno en específico, solo voy a hacer alegoría a una condición que por más humana y “normal” que sea, es buena idea revisarla y por supuesto ir cambiando al respecto.

Por naturaleza, los seres humanos como especie, siempre tendemos a enfocarnos en los aspectos negativos de nuestra vida y de nuestro entorno. Para la muestra, podemos ver como todos los días en noticieros y diarios mundiales las malas noticias cubren del 80% – 90% de los titulares, alimentando nuestras mentes de lo mismo y así salimos a la calle a enfrentar nuestra rutina diaria.

¿Que sucede en mi mente cuando es alimentada con este tipo de pensamientos?

Pues bien, si hemos mencionado que la corrección es necesaria en la educación de nuestros amados perritos, mucho más necesario se hace el hecho de felicitar y premiar las buenas conductas, porque de esta forma, además de ir cerrando el vínculo con nuestro perro, forjaremos la repetición de los buenos comportamientos y la extinción paulatina de los malos.

Todo inicia con un cambio en tu forma de ver las cosas, tus pensamientos son cosas que hacen que tu realidad sea tuya y diferente a la de los demás; una vez estés con tu perrito, no te conviertas en el dueño gruñón del país del NO, equilibra tu sentir, libérate de juicios, respira y disfruta de cada momento, incluso de los que no son tan gratos y verás que poco a poco la relación con tu perrito estará fluyendo en un ámbito de confianza y respeto mutuos.

Saludos y feliz semana para todos.

PD. Ya viste la información de nuestro primer taller de Coaching Paw??

Descarga la información del archivo adjunto, será una experiencia que

de seguro te aportará grandes beneficios a tu vida personal y por supuesto a la relación con tu perrito. Los cupos son limitados !!!

Harold Penna Director General Running Paws

Los cachorros, awww !!!, esas hermosas y tiernas bolas de pelo, llenas de energía que con solo verlos inspiran nuestros más tiernos sentimientos, aunque no hay que negarlo también traen consigo día muy difíciles.

En mi experiencia he podido constatar como los perritos tienen esa capacidad increíble de lograr que sus dueños cedan ante sus pretensiones, aquí algunos ejemplos:

– He observado como los cachorros aprenden que al llorar en las noches, logran que sus dueños duerman con ellos.

– Ellos (los perritos), con el tiempo aprenden a hacer sus necesidades en lugares específicos como por ejemplo la ducha o debajo de la cama.

– Logran subirse al comedor o los muebles, al punto que sus dueños han tenido que comprar forros o poner sábanas para que ellos puedan acomodarse, incluso haciendo que las visitas se ubiquen en otros lugares.

Esto y mucho más he podido ver; y hoy soy consciente del gran poder persuasivo que tienen los perros; sin decir una sola palabra han logrado modificar el modus vivendi de un sinnúmero de familias y hoy los perros tienen humanos que satisfacen todas y cada una de sus necesidades y de sus caprichos.

En definitiva, cada quién tiene la potestad de poner los límites y definir las reglas de su casa, pero aún así, los invitaría a reflexionar acerca de ¿son las familias las que se deben adaptar al modo de vida del perro, o lo mejor, sería que el perro se adapte a nuestro estilo de vida? Hoy en día, tener una mascota en casa es una tendencia y hasta se podría decir que es una moda, la onda animalista esta en su mayor furor al punto que en muchos casos se ha llegado a considerar el adiestramiento puramente en positivo como el santo grial del adiestramiento, dejando de lado que hay conductas que solo se pueden eliminar mediante la corrección oportuna y la educación temprana.

Somos tantos los humanos que amamos los perros, que para muchos, el hecho que no atienda al llamado, que ladre desenfrenadamente, haga sus necesidades en casa, parece no ser un problema.

Sin embargo día tras día, las calles, fundaciones, hogares de paso, entre otros, no dan abasto con la cantidad de perritos abandonados por diferentes razones, en donde la más común es que “les quedo grande” la crianza del perro.

Estimados amigos, no olvidemos que los perros son animales sociales que operan jerárquicamente y que ellos, si nosotros lo permitimos siempre buscarán instintivamente liderar la manada, ellos han tenido la fortuna de encontrar una familia que los acoja, suficiente razón para que ellos sean nuestros perros y no nosotros sus humanos.

Educar al perro, al igual que en los niños, es imprescindible para tener una maravillosa experiencia con ellos y es por eso que en Running Paws, te ayudamos a que tengas una espectacular convivencia con tu perrito basado en la confianza y el respeto mutuos.

Saludos y hasta la próxima.

Harold Penna Coordinador General Running Paws

Tus Pedidos

Cart is empty

0