ENTRENADOR PERROS BOGOTA

Hola amigos.

La tarde de ayer domingo, como es costumbre, salí a caminar con Kobby y Matias, como parte de su rutina diaria, y como grata anécdota del día, nos encontramos “casualmente” con uno de nuestros más ejemplares estudiantes – Morgan (Siberian Husky) – y su dueño, quiénes estaban compartiendo de esos momentos íntimos dueño-perro, que todos quiénes tenemos perro, hemos de haber tenido.

Había bastante gente y perritos por demás, pero ellos estaban ahí un tanto aislados en la tranquilidad que solemos disfrutar con ellos.

Hablando con Diego, pude afirmar aún más, la gran importancia que tiene el entender el proceso por el que atravesamos, una vez tomamos la decisión de compartir nuestra vida con un perrito.

Entender, que ellos son seres vivos, que están con alta predisposición a cometer errores al igual que nosotros, nos obliga y nos compromete en gran manera, en transformarnos en líderes para nuestros amados peludos.

Y es que el liderazgo canino, va mucho más allá que un conjunto estricto de ordenes para lograr la obediencia, sumisión y control del perro.

Cuando se habla de adiestramiento canino, podríamos imaginar un perro totalmente adaptado a la vida del hombre, que camina a su lado, que no se escapa, que no pelea con otros perros, obedece nuestras ordenes y lo más importante que confía en nosotros, y cuando llegamos a esa sana convivencia, de seguro necesitamos mucho más que tan solo un perro obediente.

El logro de una sana convivencia con nuestros perros y su respectiva educación, no debe suponer ningún estrés, entendiendo que una relación equilibrada entre nuestro amigo y nosotros, depende directamente de nuestra capacidad de liderazgo, de nuestra actitud, de nuestro conocimiento propio, de nuestra energía, de como pensamos y sentimos y la forma en que extrapolamos estos pensamientos y emociones, hacia el conocimiento de nuestro perro y la forma en que interpretamos sus comportamientos, para lograr procesar la información y tomar decisiones acertadas al interactuar con ellos.

Compartimos también acerca de como muchas personas no logran tener una grata experiencia con sus perros, debido a la dificultad persistente que presentan para realizar cambios significativos en su relación con sus perros y el tener un perro se convierte en algo estresante, fuera de control y en una experiencia agotadora, que en el mejor de los casos es evitarla.

De ahí, nuestra gran insistencia, en trabajar con las familias, con el objetivo de desarrollar esas actitudes y aptitudes de liderazgo, totalemente necesarias para vivir una experiencia maravillosa con nuestros amados peludos.

Como dato curioso, Morgan, inicio sus procesos de aprendizaje con Running Paws, hace algo más de 8 meses y siendo un Siberian Husky (una raza algo compleja de adiestrar) es un perro ejemplar por donde quiera que va con Diego, al punto que las personas preguntan acerca de su equilibrio y buena conducta.

Saludos y hasta la próxima.

Harold Penna Coordinador General Running Paws

Hola.

Antes de hablar de la importancia de la ejercitación canina, meditemos acerca de lo que hace nuestro perro todo el día, cada uno de los días de su vida.

Gran parte de su tiempo (16 horas promedio/día), está durmiendo, el resto del tiempo por lo general nos observa o se queda en casa solo y aburrido.

¿Se imaginan que nuestros perros fueran psicópatas?

Terrible !!!

Dado que en muchos casos, los perritos se quedan en casa aburridos, sin nada que hacer, ellos buscan que hacer, y ahí es cuando tenemos los inconvenientes de perros destructivos, latosos, ansiosos, sobre excitados y demás.

La ejercitación en perros es MUY IMPORTANTE, porque al igual que en los humanos aporta grandes beneficios no solo físicos, sino también mentales; el solo hecho de salir, cambiar de ambiente, socializar con otros de su misma especie, le llevarán de la mano hacia el equilibrio y buena experiencia que todo dueño de perro anhela; después del ejercicio, es el mejor momento para adiestrarlo porque su energía estará regulada y estará más presto para el aprendizaje.

Antes de ejercitar a tu perrito, ten en cuenta lo siguiente:

1. La raza de tu perro (hay razas sedentarias, que por sus características genéticas no es aconsejable exigirles mucho físicamente).

2. Tu estado de salud y el estado de salud de tu perro.

3. Que clase de ejercicio es el más adecuado para ti y para tu perro.

En caso que no tengas ni el tiempo ni la disposición para hacerlo deberas contratar a alguien para que lo haga por ti; claro; si lo que quieres proporcionar bienestar y alegría a tu peludo.

En caso, te interese en Running Paws, manejamos planes diarios y mensuales para la correcta ejercitación de tu peludo con las siguientes características:

– Grupos de máximo 5 perros.

– Los perros van sujetos a un arnés de seguridad para mejor control y mejor experiencia de los peludos.

– Se trata de una ejercitación, NO ES UN PASEO, lo que garantiza que tu perro estará en forma y llegará a casa con su energía regulada.

– Descuentos a partir del segundo perro en la misma casa.

– Aplica descuento por grupos si tienes amigos que también tengan perritos.

En este link, puedes observar la forma en que hacemos la ejercitación en Running Paws

www.runningpaws.co

Hasta la próxima !!

Hola amigos.

La semana pasada, estuvo marcada por un evento trastornador en el entorno canino bogotano.

Una fundación ubicada en Sibaté, estaba siendo expuesta públicamente por el mal manejo de los recursos donados a la fundación y el estado tan deplorable de los perritos que yacen allí refugiados.

Fue una situación tan terrible que medios de comunicación, grupos animalistas y demás, tomaron cartas en el asunto y denunciaron la situación y a la persona responsable, que gracias a su comportamiento nos deja muy mal parados como especie; por nuestra parte, un grupo de amantes de los perros, nos unimos para recolectar ayudas (comida, desparasitantes, artículos de aseo, etc) para llevarlas a ese lugar y ayudar a los perritos, fue una comisión de este grupo y vaya que han hecho una noble labor.

Al punto al que quiero llegar es, a lo que sucedía en la manada de perritos, en ese lugar, mientras estaban solos, abandonados, sin comida, ni agua y en condiciones nefastas de salubridad.

Cuando las personas llegaron al sitio, pudieron constatar, que habían cadáveres de perros tirados en varias partes, algunos con bastante tiempo y otros con poco tiempo de descomposición y en video se pudo registrar como, ha raíz del desespero, ellos (los perros) mostraron con claridad la selección natural de la cual nos hablaba Charles Darwin.

Los más fuertes, se estaban comiendo literalmente a los más débiles incluso estando aún con vida; para quiénes amamos a nuestros perros y vemos este tipo de episodios, se nos antojaría como un cuadro totalmente Dantesco, pero no debería ser así, porque nunca debemos olvidar, que ellos (nuestros tiernos y amados perritos) son y siempre serán animales.

Y apelo al sentido común, teniendo en cuenta que algunos registros históricos de vieja data, nos cuentan de como nosotros, los seres humanos hemos llegado a hacer lo mismo, solo por el instinto de supervivencia.

Un aspecto fundamental para tener una experiencia maravillosa con nuestros amigos peludos, es entender, cual es su naturaleza y cuál es su “código” de comunicación entre ellos y con nosotros, sin olvidar que, aunque compartimos algunas necesidades básicas, también somos especies muy diferentes y que aún así hemos podido desarrollar una relación basada en el respeto, el amor y la confianza, aunque algunas veces seamos nosotros quienes defraudemos esta premisa.

Así que, para todos aquellos que compartimos nuestras vidas con perros, gatos, pájaros, hamster o cualquier tipo de animal, tengamos en cuenta y entendamos que ellos son animales y que deben ocupar el lugar correcto en el orden social o jerarquía de tu hogar.

En el próximo artículo, esperen algo relacionado con esto, De la sobreprotección y otros pecados.

Feliz semana y hasta la próxima.

Saludos.

Harold Penna Coordinador General

Hola de nuevo mis estimados amigos.

Hoy voy a tocar un tema fundamental para el equilibrio de nuestros amados peludos.

En muchas ocasiones, “humanamente” nos cuestionamos la razón por la que nuestros perritos destruyen todo lo que encuentran a su paso (zapatos, sillas, ropa, comederos, etc); nos preocupamos y nos decimos a nosotros mismos “pero es que le hemos dado de todo” e iniciamos a racionalizar la situación, como lo que somos, seres humanos.

Como ya he mencionado en artículos anteriores, en la medida que tratemos a nuestros amigos como animales y no como humanos, nuestra experiencia será cada vez más maravillosa, ellos tienen necesidades diferentes a las nuestras y en algunos casos comparten las mismas necesidades.

La ejercitación, la disciplina y el afecto son los tres pilares del equilibrio canino y hoy nos vamos a centrar en la ejercitación, pero esta vez no en la física (que es muy importante por demás) sino en la mental.

Por un momento ponte en las patitas de tu perrito: Te levantas, haces tu rutina y de repente no hay nada más que hacer, tu perrito no tiene otra cosa que hacer que observarte todo el día y cuando te vas, imagínate el aburrimiento tan abrumador que él siente, entonces, ¿que pasa? el busca como eliminar el aburrimiento y ahí comienza la tragedia, a nuestro arribo a casa encontramos el sofa roto, zapatos mordidos, entre otros.

Para ejercitar la mente de tu perro al igual que la nuestra, resulta muy útil y benéfico aprender cosas nuevas cada día y realmente no es una tarea difícil, solo es cuestión de tener la disposición de querer jugar con tu amigo unos pocos minutos al dia.

Si quieres saber como ejercitar la mente de tu perro, pregunta acerca de nuestro nuevo Programa One Paw

Al enseñar nuevos trucos tu perro ejercita su mente, libera cualquier tensión que pueda tener y por ende lo equilibra en su comportamiento.

Además ¿sabias que: hacerle juegos mentales a tu perro por un lapso de 10 minutos resulta más agotador que una hora en el parque tirandole la pelota?

Así que, la invitación es a que juegues con tu perro, edúcalo, adiéstralo y verás todos lo maravillosa que será tu experiencia.

Para todos aquellos que no cuentan con el tiempo y/o la disposición de hacer esto con sus perritos, Running Paws creo el nuevo Programa One Paw, en donde tu perrito estará tranquilo, bien atendido y aprendiendo cosas nuevas cada día.

Hasta la próxima, abrazos peludos para todos.

Hola

Desde hace unos dias vengo escuchando con más frecuencia que de costumbre, casos de envenenamientos de perritos en diferentes zonas de la ciudad y por diversas causas.

Justo ayer me llego una noticia de un Golden Retriever que esta muy grave en una veterinaria a causa de una peritonitis aguda que lo tiene entre la vida y la muerte causada por una obstrucción intestinal.

Si a lo anterior, le sumamos el envenenamiento intencional que hacen personas que no gustan de los perros o que están cansados del mal manejo por parte de sus propietarios, cuando no recogen la caca en los lugares públicos o permiten que orinen las zonas comunes de los conjuntos residenciales o simplemente los dejan sueltos sin ningún control, permitiéndoles hacer lo que quieran, olvidando que ellos son animales; encontraremos que la situación es bastante compleja.

Como ya todos saben, nuestro lema en Running Paws es Una Maravillosa Experiencia, basada en el respeto, el entendimiento y el triángulo del equilibrio canino (ejercicio – disciplina – afecto), enseñando a los dueños de perros a manejarlos correctamente en aras de que logren la misma experiencia que yo tengo actualmente con mi Golden Retriever Kobby.

Cuando Kobby era cachorro, siempre fue claro para mí, que una de las cosas que debía a aprender lo antes posible, era a NO COMER NADA DEL PISO, por las razones expuestas anteriormente.

Cierto día caminábamos los tres (mi esposa, Kobby y yo), por uno de los parques cercanos a donde vivimos; mucha gente suele dejar comida tirada en los parques, sabe Dios con que propósito, el caso fue, que Kobby en su instinto animal, corrió a saborear esos suculentos frijoles, con arroz y otras cosas más; afortunadamente pude detectarlo a tiempo – y cabe aclarar que para ese entonces hasta ahora estaba aprendiendo técnicas de adiestramiento canino – me lancé a cogerlo, le tome la cabeza y le propine 3 enérgicos golpes en el hocico, ¿fue ortodoxo?, por supuesto, en ese momento me sentí mal por haberlo hecho, pero hoy, pese a que la forma en que lo hice en ese momento fue muy ruda, NO ME ARREPIENTO de haberlo hecho; por qué? porque desde ese día Kobby entendió que NO DEBE COMER NADA DEL PISO y hasta hoy puedo salir con el, con la absoluta tranquilidad de que no comerá nada del piso.

Que Kobby haya aprendido esto, me ha ahorrado muchos dolores de cabeza, malas experiencias, y por supuesto mucho dinero en gastos veterinarios.

Obviamente, existen técnicas mucho más amables para enseñar a los perritos a no tener esta conducta, y esas técnicas las trabajamos en nuestros programas de adiestramiento y corrección de conductas en Running Paws.

Si tu perrito, te está generando dolores de cabeza o tiene conductas que consideres, necesitan atención, no dudes en contactarnos.

Saludos y hasta la próxima.

Hola amigos.

Quiero iniciar con una frase que dijera Mahatma Ghandi cuando aún estaba en este mundo:

“Un país o una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales”

Todos los días puedo ver de cerca y también de lejos, terribles casos que llevan a cuestionarme cada vez más acerca de nuestra condición de seres humanos.

Son tantos los anuncios y tantas las actitudes egoístas que tenemos, que no hace falta hacer un profundo análisis para entender el porque de nuestra realidad.

Personas y familias enteras entregando en adopción a sus perritos y en el peor de los casos dejándolos abandonados a su suerte, por múltiples razones, y el perro ahí, afrontando su infortunio sin haberlo si quiera ocasionado.

Antes que Kobby (mi Golden Retriever) llegará a casa, mi sentido común, me hizo evaluar muy bien todas las implicaciones, personales, económicas y demás que tendría su llegada y no lo comparto con ánimo jactansioso, lo comparto porque cada vez que veo casos de abandono me pregunto ¿qué estabas pensando cuando decidiste tener un perro?

Personas que los abandonan porque hicieron un daño, porque ladran, porque tiran la correa, porque “no caben” en el apartamento, me llevan a cuestionar la sensatez y madurez de las personas que nos rodean y bien es cierto que “envejecer es obligatorio, madurar es opcional” y si, tener un perro tiene que ver mucho con nuestra madurez, con nuestra entereza para afrontar los desafíos (y es que tener un perrito, si que lo es) con nuestro interés de crecer con ellos, porque si que nos ayudan a SER mejores personas o como dijo un amigo: “será que si tengo un hijo lo dejo de querer porque perdió el año?”.

Antes de abandonarlo, antes de lastimarlo, pregúntate a ti mismo, ¿que has hecho para enseñarle lo que quieres?, ¿has leído, te has documentado sobre comportamiento animal?, ¿has visto videos? ¿has contratado a alguien capacitado para que te oriente?, sino es así porque esperas que él (tu perrito) se comporte como tu esperas acaso ¿se te olvida que el es un ser vivo, que al igual que tú, necesita que le enseñen? o fue que ¿tu nunca aprendiste a caminar?, ¿cuánto tiempo te tomo aprender a multiplicar o dividir?, ¿naciste listo?, recuerdas???

No sé si este sea el caso de alguno de los que lee esto, y si es así los insto a que apelen a su madurez, sensatez y sentido común, ellos no tienen porque pagar las consecuencias de nuestras acciones y malas decisiones.

Afrontemos nuestras responsabilidades como debe ser y dejemos de estar culpando a los pobres perritos que nada tienen que ver con nuestras limitaciones.

Saludos.

Harold Penna Coordinador General Running Paws

Hola amigos.

Espero hayan tenido un gran fin de semana en familia, nosotros la pasamos genial con nuestra salida ecológica canina en Guasca, perros, naturaleza, aire puro, en fin, un domingo muy rico de compartir y conocer gente nueva.

Hoy quiero hablar de los mensajes que transmitimos nosotros “entre líneas”, a través de nuestras acciones y actitudes, para lo cual, citaré un ejemplo de la vida real y como siempre lo trasladaré a su equivalente con nuestros perritos.

Imaginen que tienen un hijo de 5 a 7 años, van por el centro comercial, rumbo a casa de su hermano, digamos a un almuerzo; pasando por las vitrinas, el niño ve un hermoso robot que capta toda su atención y te pide que ingresen al almacén para verlo y probarlo, a lo que accedes sin problema; una vez el agregado del almacén muestra todas las funciones del juguete, tu niño te pide que lo compres para el, a lo que replicas no haber llevado dinero para hacer la compra, y ese, es el detonante para el inicio de un bochornoso espectáculo en donde tu hijo rompe a llorar, tirándose al piso y grito en garganta te dice “quiero que me compres mi jugueteeeeee!!!” Aunque de golpe no les ha pasado, es bastante probable que en algún momento de sus vidas hayan visto alguna de esas incómodas situaciones.

Pero aquí, no para la historia, tú al verte presionado socialmente por tu hijo y por no parecer un desalmado padre ante los demás, corres a casa de tu hermano y le pides que te preste el dinero para comprar el juguete al niño.

Conclusión: Cada vez que tu hijo quiera algo, sabrá que solo basta con tirarse al piso, zapatear un poco y llorar para que tu accedas a lo que el demanda. ¿Te suena familiar?, no con tu hijo, ¿tal vez, con tu perro?

En este punto, te invito a revisar, si de pronto estas enviando este tipo de mensajes “entre líneas” a tu perrito, cada vez que él pretende lograr algo contigo, como sacarlo al parque, una galleta, su juguete, entre otros, recuerda y ten siempre presente que él (tu perrito) fue el último en llegar a tu hogar y tú, le estas dando la oportunidad de compartir ese espacio con él, lo que significa, que es él quién debe adaptarse a tu estilo de vida y no al contrario y los límites y normas del hogar los defines tú y solo tú.

Tenlo en cuenta y te garantizo que poco a poco llegarás al punto de vivir una maravillosa experiencia con tu mejor amigo.

Hasta la próxima.

Hola amigos.

Antes que nada les deseo una excelente semana !!!

Una de las cosas que más han impactado en la gestión con Running Paws, a través de nuestros programas, es la forma en que voluntaria o involuntariamente, las conductas de nuestros perritos poco a poco van mostrando aspectos y detalles profundos de nuestra personalidad y de nuestra vida; como sabrán, una de las formas en que ellos (nuestros perritos) aprenden, es por emulación, es decir, mediante la imitación de los comportamientos y conductas que observan a su alrededor y mediante la energía que absorben de su entorno.

A raíz de mi experiencia, puedo afirmar sin temor a equivocarme, que en la mayoría de los casos, cuando tenemos un perro fuera de equilibrio es porque existe un desequilibrio en su entorno y es allí donde nuestros programas marcan una gran diferencia, porque siempre iniciamos a trabajar de “adentro hacia afuera”.

Regularmente, los programas de adiestramiento son enfocados directamente hacia el perro, esperando que el obedezca una serie de comandos al momento que le son indicados, sin embargo, en muchas oportunidades, encontramos que una vez finalizado el adiestramiento, el perro obedece al adiestrador, pero no a su dueño, ¿por qué pasa esto?, existen varias respuestas, pero entre las que yo daría se encuentran, que se ignoran o no se tienen en cuenta aspectos como:

– el manejo de la energía,

– la modulación de la voz y

– el lenguaje corporal;

estos tres elementos forman un conjunto que en lo personal considero fundamentales para llevar una sana relación con nuestros amigos peludos y establecer un “código” de comunicación preciso, coherente y asertivo con ellos.

Pensando en como contribuir no solo a los perritos, sino también a sus

familias, en las próximas semanas estaremos haciendo el lanzamiento oficial de nuestro nuevo programa Coaching Paw, en donde no solo lograrás tener una experiencia maravillosa con tu perrito, sino que podrás trabajar cualquier, y si, léelo bien, CUALQUIER !!! aspecto de tu vida que quieras mejorar para que tengas más bien-estar, más paz y por supuesto más equilibrio en todas y cada una de las áreas de tu vida.

“Si quieres resolver un problema, no importa de que tipo sea, trabaja en ti mismo”

Dr. Hew Len.

Saludos y hasta una nueva oportunidad.

Harold Penna Director General Running Paws

Bueno amigos…

Hoy terminamos este artículo, que esperamos sea de mucha utilidad en sus experiencias con sus peludos.

Como les comentaba en días anteriores, el triángulo del equilibrio canino, consta de 3 “ingredientes”

(Ejercicio – Disciplina – Afecto)

Estos 3 “ingredientes” deben ser “suministrados” en ese orden y solo en ese orden; lo subrayo en negrita porque en la mayoría de casos, nosotros los humanos anteponemos el afecto por encima de los dos anteriores o en el peor de los casos el triángulo de nuestro perrito NO es un triángulo, sino una línea basada solamente en el afecto y ahí es donde comienzan los inconvenientes.

Con lo anterior no quiero decir, que no debamos darle un abrazo, un apapacho a nuestros amados perros, un caprichito de vez en cuando; claro !! hay que hacerlo y por demás es muy necesario, porque ellos buscan afecto de parte nuestra todo el tiempo.

Sin embargo, cuando solo les damos afecto y se convierte en un exceso, nos veremos enfrentados a un perro caprichoso, voluntarioso y que no te respeta, porque él sabe que al mover su linda colita y agachar sus ojitos obtendrá lo que quiere.

Recordemos algo fundamental:

El perro es un animal social que trabaja en manada y existen jerarquías en esa manada.

El perro instintivamente SIEMPRE querrá dominar y ser el líder y está en ti que le muestres quién es el líder.

Tú como su dueño, debes mostrarle a él, el camino, las normas y límites de convivencia en tu ecosistema; en el momento en que tú logras posicionarte como el líder del grupo, él también instintivamente te seguirá, de lo contrario él no te respetará y seguirá siempre su propio camino e incluso tu vida comenzará a girar en torno a la de él y no queremos eso, ¿verdad? La autoridad no se impone, la autoridad se gana, al igual que el respeto y muchas cosas importantes en la vida; con tu perro NO es diferente.

En este punto te preguntaría:

¿seguirias a alguien más débil que tú, sin firmeza, sin carácter? creo que no, ¿verdad?

Pues a tú perro le pasa igual, el busca agradarte, pero también busca protección de parte tuya y cada vez que el siente que tu seguridad tambalea, él toma el liderazgo y él tiene el control.

La invitación amigos, es a que entreguemos a nuestros perros afecto asertivo, ese afecto que muchos padres dan a sus hijos, en donde el hijo sabe que su padre lo ama, pero le corregirá de la forma necesaria si en algún momento considera que se está desviando del camino.

¿Quieres aprender a manejar el afecto hacia tu perro de una forma en que tengas una maravillosa experiencia con él?

Si la respuesta es si, no dudes en contactarnos, en Running Paws trabajamos para eso, para ayudarte a mantener el equilibrio en tu vida y la de tu perrito.

Saludos y recuerden, con tu perro y en tu vida, todo se trata de mantener el equilibrio, no es fácil, pero se puede lograr.

Hasta la próxima !!!

Harold Penna Coordinador General Running Paws

Hola de nuevo…

Hoy hablaremos del segundo “ingrediente” del equilibrio canino, LA DISCIPLINA.

Cuando se habla de disciplina, para la mayoría de personas es un término fuerte que en muchos casos asusta y da pereza, porque en sí, la disciplina habla de rutinas, de repeticiones, de correcciones y en algunos casos de castigo y es por eso que en nuestro diario vivir se puede tornar algo tedioso.

Para nuestro ejercicio práctico, revisemos el significado de la palabra disciplina:

DISCIPLINA:

La definición de disciplina en su forma más simple es la coordinación de actitudes, con las cuales se instruye para desarrollar habilidades, o para seguir un determinado código de conducta u “orden”. Un ejemplo es la enseñanza de una materia, ciencia o técnica, especialmente la que se enseña en un centro (Docente – asignatura). “Disciplina” también designa con frecuencia una ciencia en particular o un campo del saber.

Fuente: Wikipedia

Ojo !!!! mucho ojo !!! a las palabras que he subrayado en negrita !!!!

Como notarán en ninguna parte de la definición habla de castigo ni represión.

Notemos, que la definición nos habla de ACTITUDES (de dueños hacia sus perros) PARA INSTRUIR (enseñar – adiestrar) con el objetivo de DESARROLLAR HABILIDADES (comportamiento-trucos) ó para seguir un CÓDIGO DE CONDUCTA (normas y límites dentro y fuera de casa).

Después del anterior análisis, estoy seguro que tu percepción de la disciplina puede estar cambiando (y esa es la idea).

Cuando hablamos de disciplina en el ámbito de educación y adiestramiento canino, hablamos exactamente de lo mismo; enseñar y ayudar a nuestros perros a entender que es lo que nosotros esperamos de ellos (recordemos, que una de las cosas que más desean ellos es complacernos).

Claramente hay que corregir, hay que mostrarle a nuestros amigos que queremos y que NO queremos de sus comportamientos, pero bajo ninguna circunstancia esto se hace mediante castigo o maltrato; existen métodos a través de los cuales, podemos enseñar a nuestro perritos de manera que ellos poco a poco asimilen y aprendan que es lo que buscamos en ellos.

La disciplina en su forma básica, nos obliga a llevar a cabo una serie de actividades diarias en tiempos específicos (horas fijas), lo ideal es que estas actividades no representen para ti una molestia, sino más bien una oportunidad para compartir con tu perro, desconectarte de tu día a día y disfrutar al máximo la experiencia.

Pero mucho cuidado !!!, como titula este artículo, los excesos son nocivos; si aplicamos demasiada disciplina a nuestros amigos, es posible que se conviertan en perros ensimismados y en muchos casos inseguros, recuerda siempre (de vez en cuando) dejarlos ser perros, permítele una revolcadita en el barro, que nade, se ensucie, eso también hace parte del paquete.

Si por el contrario en nuestra relación con nuestro perro, no existe nada de disciplina, pues tendremos un perro voluntarioso, que hace lo que quiere, que no le importa agradarte, etc.

Como verás, la idea es guardar un equilibrio “ni tanto que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre”.

En caso te interese, Running Paws cuenta con planes ajustados a todas las necesidades, entre los que encontrarás planes de adiestramiento básico, avanzado, ejercitación, corrección de conductas, cursos de adiestramiento para niños, entre otros.

Todos nuestros planes son desarrollados con las familias, porque nos interesa que tengas una maravillosa experiencia con tu perrito.

Saludos y espera mañana la última entrega de este artículo..

Harold Penna Coordinador General

Tus Pedidos

Cart is empty

0