El problema de las carencias y los excesos (Parte III)

Bueno amigos…

Hoy terminamos este artículo, que esperamos sea de mucha utilidad en sus experiencias con sus peludos.

Como les comentaba en días anteriores, el triángulo del equilibrio canino, consta de 3 «ingredientes»

(Ejercicio – Disciplina – Afecto)

Estos 3 «ingredientes» deben ser «suministrados» en ese orden y solo en ese orden; lo subrayo en negrita porque en la mayoría de casos, nosotros los humanos anteponemos el afecto por encima de los dos anteriores o en el peor de los casos el triángulo de nuestro perrito NO es un triángulo, sino una línea basada solamente en el afecto y ahí es donde comienzan los inconvenientes.

Con lo anterior no quiero decir, que no debamos darle un abrazo, un apapacho a nuestros amados perros, un caprichito de vez en cuando; claro !! hay que hacerlo y por demás es muy necesario, porque ellos buscan afecto de parte nuestra todo el tiempo.

Sin embargo, cuando solo les damos afecto y se convierte en un exceso, nos veremos enfrentados a un perro caprichoso, voluntarioso y que no te respeta, porque él sabe que al mover su linda colita y agachar sus ojitos obtendrá lo que quiere.

Recordemos algo fundamental:

El perro es un animal social que trabaja en manada y existen jerarquías en esa manada.

El perro instintivamente SIEMPRE querrá dominar y ser el líder y está en ti que le muestres quién es el líder.

Tú como su dueño, debes mostrarle a él, el camino, las normas y límites de convivencia en tu ecosistema; en el momento en que tú logras posicionarte como el líder del grupo, él también instintivamente te seguirá, de lo contrario él no te respetará y seguirá siempre su propio camino e incluso tu vida comenzará a girar en torno a la de él y no queremos eso, ¿verdad? La autoridad no se impone, la autoridad se gana, al igual que el respeto y muchas cosas importantes en la vida; con tu perro NO es diferente.

En este punto te preguntaría:

¿seguirias a alguien más débil que tú, sin firmeza, sin carácter? creo que no, ¿verdad?

Pues a tú perro le pasa igual, el busca agradarte, pero también busca protección de parte tuya y cada vez que el siente que tu seguridad tambalea, él toma el liderazgo y él tiene el control.

La invitación amigos, es a que entreguemos a nuestros perros afecto asertivo, ese afecto que muchos padres dan a sus hijos, en donde el hijo sabe que su padre lo ama, pero le corregirá de la forma necesaria si en algún momento considera que se está desviando del camino.

¿Quieres aprender a manejar el afecto hacia tu perro de una forma en que tengas una maravillosa experiencia con él?

Si la respuesta es si, no dudes en contactarnos, en Running Paws trabajamos para eso, para ayudarte a mantener el equilibrio en tu vida y la de tu perrito.

Saludos y recuerden, con tu perro y en tu vida, todo se trata de mantener el equilibrio, no es fácil, pero se puede lograr.

Hasta la próxima !!!

Harold Penna Coordinador General Running Paws

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tus Pedidos

Cart is empty

0