El problema de las carencias y los excesos (Parte I)

Hola a todos.

Como es bien sabido, en Running Paws somos convencidos de que para lograr tener un perro equilibrado, es necesario aportar tres «ingredientes» básicos en la educación y formación de nuestro amado amigo.

Ejercicio – Disciplina – Afecto

Ó también conocido como el triángulo del equilibrio canino; tengamos en cuenta que este triángulo es un triángulo equilátero (todos sus lados iguales); lo que significa, que cada «ingrediente» debe ser dado a nuestro perrito en igual proporción.

Ejercicio

En varias ocasiones me han preguntado, ¿cual es la cantidad de ejercicio que necesita mi perro para regular su energía?; la respuesta varía desde la raza del perro hasta la personalidad del mismo.

Por un lado, tenemos los perros de trabajo, que fueron desarrollados para actividades específicas, para estar activos y en movimiento (Labradores, Golden Retriever, Weimaraner, etc)

Estas razas, son aquellas que necesitan entre 1 a 3 horas diarias de ejercicio para estar reguladas.

Por otro lado, tenemos a los perros «falderos», que regularmente son perros vagos, sedentarios y para compañía, que no necesitan mayor ejercicio para estar regulados, dentro de este grupo podemos encontrar a los pug, bulldog, shitzu, entre otros.

Sin embargo, como siempre lo he dicho, cada perro debe ser evaluado individualmente, porque aunque cada raza tiene sus características propias existen algunas excepciones, como por ejemplo perros pug con hiperactividad que pueden necesitar la misma cantidad de ejercicio que un Labrador o al contrario, un labrador que por su estilo de vida, no requiere mayor cantidad de ejercicio.

Es muy importante que conozcas muy bien la raza de tu perrito y más que eso sus características propias.

Que puede pasar si das exceso de ejercicio a tu perrito?

– Lo puedes maltratar

– Sino cuentas con la disciplina para seguir la rutina de ejercicio de tu perrito, es posible que se convierta en un perrito ansioso y por ende haga algunos daños o tenga algunos comportamientos inadecuados en casa.

Si por el contrario, no ejercitas a tu perrito el mínimo tiempo requerido, tendrás a un perrito ansioso, hiperactivo y fuera de control.

Supón ¿que pasaría contigo si todos los días de tu vida, estuvieras encerrad@ y solo salieras de casa a suplir tus necesidades fisiológicas básicas?

Antes que nada, ten presente; el ejercicio en tu perro, no es algo que tu le regalas, es una necesidad en su vida.

IMPORTANTE: Ejercitar al perro NO es salir al parque a tirar la pelota; es clave que el ejercicio sea un ejercicio liderado y controlado para el perro.

Ejercitarse con tu perrito trae múltiples beneficios:

– Mejora tu salud y la de tu perrito.

– Conoces personas, que al igual que tú, comparten el gusto por los perros.

– Mejoras el vínculo con tu perrito.

– Tienes un perrito con la energía regulada y evitas que haga daños y tenga malos comportamientos en casa.

Si por alguna razón no cuentas con el tiempo y/o disposición para ejercitar a tu perrito, puedes consultar los planes de ejercitación diaria que tenemos en Running Paws para ayudarte a tener una maravillosa experiencia con tu peludo.

Mañana, espera la segunda parte de este artículo.

Saludos….

Harold Penna Coordinador General

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tus Pedidos

Cart is empty

0