Perronalidades

Cordial saludo para todos….

Cuando Kobby (mi Golden Retriever) llegó a mi vida, inicio un proceso interesante y desafiante al mismo tiempo; desde el inicio, visualice el tipo de perro que soñaba tener e inicie el trabajo de «construirlo» siendo fiel a esa visión.

Siempre me han gustado los perros grandes y fuertes; una de mis expectativas era que él fuera un perro seguro, decidido y confiable en todo sentido, quería incluso que me protegiera y en muchos casos se mostrará defensor y desarrollara habilidades que según mi criterio todo perro debería tener.

Cuando inicie el proceso de educación y adiestramiento un colega cercano, me explico que según la raza, habían habilidades que él no desarrollaría con tanta proeza como lo harían perros de razas distintas y que al forzarlo era muy probable que alterara su carácter y temperamento.

Yo, empeñado en lograr mi objetivo, comencé a exigirle a mi perro cosas que dada su naturaleza, le estaba forzando a hacer e incluso llegué a frustrarme en el proceso.

Hicimos pruebas de protección, ataque, entre otras, y como era de esperarse, mi amado Kobby no destacaba, porque sencillamente no era su naturaleza y su personalidad; en ese punto, mediante la observación me dí a la tarea de conocer más a fondo a mi perro y a darme cuenta que nadar contra la corriente lo iba a hacer más difícil.

¿En que momento inicio la mejor parte?, justo en el momento que acepte y reconocí en mi perro sus habilidades innatas y sabiendo que no iba a ser un perro de protección, empece a destacar sus destrezas y poco a poco establecimos el vínculo cerrado de confianza y respeto que se mantiene hasta el día de hoy.

Mi sugerencia, es que si por alguna razón tu perro no cumple las expectativas que tu tenías y de golpe sientes que «cometiste un error» en la elección, solo deja que fluya, acéptalo tal y como es, porque desde un inicio él lo hizo sin reparo y sin condición alguna.

El te ama tal y como eres, y en honor a la justicia conócelo y amalo tal y como es, a la larga, con el tiempo te darás cuenta que valió la pena y en el momento menos esperado estarás viviendo junto a él UNA EXPERIENCIA

MARAVILLOSA.

Saludos y hasta una próxima oportunidad.

Harold Penna

Director General Running Paws

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tus Pedidos

Cart is empty

0